En años anteriores se conocían solamente dos orientaciones sexuales; la heterosexual y la homosexual. Sin embargo, a medida que ha transcurrido el tiempo, se ha abierto el espectro.