¿Qué es el sexting?

El sexting es una moda que comenzó con el desarrollo de las tecnologías. Este no es el término que utilizan quienes lo practican, es el que le han puesto los académicos, investigadores y estudiosos de este tema. Todos conocemos a alguien que ha realizado este tipo de prácticas, y ¿en qué consisten?

Las prácticas de sexting son bastante habituales en nuestros días. Hay quienes lo hacen ocultando su identidad, y quienes no tienen ningún pudor a la hora de mostrarse ante todo el mundo. Este término, el sexting, se utiliza para describir a las personas que intercambian imágenes o mensajes sexuales por medio de teléfonos móviles e Internet.

Como bien sabemos la tecnología ha experimentando un gran avance en estas últimas décadas, y de la mano de estos avances han surgido muchas prácticas nuevas relacionadas con la sexualidad, también el modo en el que nos comunicamos y nos relacionamos ha cambiado.

Este tipo de actividades que genera la práctica del sexting forman parte del exhibicionismo, el voyerismo el coqueteo y la diversión. Las personas que más lo practican generalmente suelen ser jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y 25 años de edad.

Es habitual ver en redes sociales y en ciertas páginas como hay quienes cuelgan fotos de su cuerpo, enseñando algunas partes íntimas como los genitales. Los mensajes sexuales también se han convertido en una práctica habitual, y se pueden ver fácilmente a través de Internet.

Adolescente desnuda

Lo menos saludable de esta práctica es que la realizan muchos menores de edad, sin ser conscientes de realmente la repercusión que puede tener lo que están compartiendo.

¿Por qué les gusta el sexting a los jóvenes?

Las investigaciones sobre el sexting, las redes sociales y los jóvenes, han puesto de relieve la compenetración que existe entre las tecnologías de comunicación digital y el flirteo digital. Encontrando en este tipo de actitudes una motivación para experimentar comunicaciones sexualmente placenteras, emocionantes y divertidas. Este tipo de actividades son más propias de adolescentes que de niños.

El sexting se convierte en un problema cuando se utiliza de una manera compulsiva, o se debe al sometimiento y la presión de otras personas (ya sea por venganza o chantaje, tanto físico como emocional). Lo que podemos observar en Internet es que sirve como escenario de muchos jóvenes para desinhibirse, sin ser conscientes de las repercusiones que pueda tener su conducta. Esto es algo que les puede generar problemas con el tiempo, por eso sería necesario una educación sexual dirigida también al entorno digital, para concienciar de las posibles consecuencias que tienen este tipo de actitudes.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *